Close

Mayo 29, 2020

SALVADOR GIL: “LA CAÍDA DEL PRECIO DEL PETRÓLEO ES UNA MALA NOTICIA PARA LAS ENERGÍAS RENOVABLES”

Dialogamos con Salvador Gil, respecto de los cambios y continuidades de los consumos energéticos en nuestro país durante la cuarentena que todavía transitamos.

El director de la carrera de Ingeniería en Energía de la Universidad Nacional de San Martín se presentó en el marco de la tercera charla de nuestro Seminario Web “Soluciones urbanas para la post pandemia”.

Dio precisiones respecto a la situación actual del mercado energético argentino y las perspectivas para las energías fósiles y renovables luego de la pandemia, tanto en nuestro país como en el mundo.

El consultor en eficiencia energética, hizo alusión a la estrepitosa caída de los precios internacionales del petróleo durante el mes de abril.

“En el último mes, o mes y medio, ocurrió algo insólito, y es que el precio del petróleo empezó a caer nuevamente, con lo que el barril ya se encuentra por debajo de los 20 USD tal como en su mínimo histórico. Algunos días, incluso el precio del petróleo se transformó en negativo, es decir: le pagaban a quienes compraban petróleo porque se producía y no había donde acumularlo. Le pagaban a quién se lo llevaba” dijo haciendo referencia al inusitado hecho en relación al precio del barril de petróleo en Estados Unidos.

 

 

“La caída del precio del petróleo, no es una buena señal para las energías renovables. Una de las fuerzas que empujan la transición es el hecho de que las energías renovables tienen un precio bajo, pero si el petróleo baja mucho más, puede darse un efecto retardatario en cuánto al desarrollo de las energías renovables” remarcó en referencia a una de las preguntas hechas por los participantes en torno a la producción de energías renovables.

“Una de las fuerzas que empujan la transición es el hecho de que las energías renovables tienen un precio bajo, pero si el petróleo baja mucho más, puede darse un efecto retardatario en cuánto al desarrollo de las energías renovables”

“El uso racional de la energía, la eficiencia energética y las energías renovables son componentes muy importantes para un desarrollo sostenible. Por un lado vemos que, optimizando nuestros consumos no solamente mejoramos el medio ambiente y contribuímos menos a la emisión de gases de efecto invernadero, sino que también tiene un componente económico importante, en cuánto a la reducción de los subsidios que hacemos en energía y en los gastos de infraestructura. Además, mejoramos la calidad de vida de las personas, sobre todo las de bajos recursos que son las que más dificultades tienen para pagar la energía” dijo sobre el final, haciendo hincapié en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030.

La charla completa acá: