Close

Abril 17, 2018

Las ciudades inteligentes del silicon valley y los cambios globales

Smart cities

La zona de la bahía de San Francisco en California, EE.UU, desde el Golden Gate al norte hasta la ciudad de San José en el sur, concentra tres características que la hacen única en el mundo: 1) es uno de los centros de generación de conocimiento específico en tecnología más importantes del mundo; 2) reúne un enorme capital de riesgo privado decidido a invertir en innovación, y 3) cuenta con ciudades diversas culturalmente y gobiernos abiertos a nuevas ideas. Este fenómeno tan particular es el fruto de una interrelación de los poderes estatales con el sector académico y la iniciativa privada a finales de la Segunda Guerra Mundial y que se fue autonomizando en el tiempo. En la actualidad ejerce una hegemonía mundial de conocimiento específico en tecnología, innovación y crecimiento económico, pero a su vez enfrenta límites y desafíos en el futuro cercano.

El denominado Silicon Valley es reconocido globalmente por ser la cuna de la innovación, donde startups que nacieron en garajes se consolidaron como empresas globales que en la actualidad cotizan en miles de millones de dólares. Se lo conoce también por estar asociado a los grandes nombres de la tecnología contemporánea: Steve Jobs, Bill Gates, Joe Gebbia, Elon Musk o Travis Kalanick. Estos son solo algunos de los genios que desde sus oficinas centrales situadas en el Valle inventaron transistores, computadoras, celulares, autos autónomos o lanzarán misiones para conquistar Marte.

Donde estudian los cerebros del mundo

La Universidad de California en Berkeley es una institución pública con más de 33 mil alumnos y que tiene más de 50 premios Nobel en su haber. Todos los años forma ingenieros en ciencia, tecnología, matemática y urbanismo, además de administrar los laboratorios de ciencia más relevantes del país. En la ciudad de Palo Alto, Stanford es una universidad privada reconocida mundialmente por educar a su elite. Jefes de Estado, creadores de grandes empresas se formaron allí. Una de sus escuelas está innovando en el vértice de la educación, tecnología y los negocios y creó un programa ejecutivo de Ciudades Digitales en el ámbito la Escuela de Ingeniería y Ciencia. Tiene por objetivo guiar y capacitar al mundo corporativo en cómo utilizar las tecnologías disruptivas para generar nuevos negocios. Desde pensar negocios con el uso de la tecnología de computadoras Quantum, nuevos sensores con capacidad para adaptarse a materiales de uso diario, biotecnología para producir súper alimentos en ambientes urbanos, hasta nuevas tecnologías de radares y comunicaciones 5G. La Universidad fomenta estos espacios de experimentación e innovación financiado y las grandes empresas los financias. El mundo corporativo invierte en proyectos que fracasan en el 90% de los casos, y entienden que deber ser así.

La universidad Singularity, por su parte, actúa como un think tank financiado por Google entre otras empresas, que usa un predio militar de la NASA para experimentar con aviones autónomos, pero que también genera conocimiento alternativo. Enfocado en favorecer un ambiente emprendedor y de trabajo en su red virtual global de más de 150 mil miembros, tiene por objetivo familiarizar a sus estudiantes con el uso de tecnología disruptiva y sus posibilidades, que ya están cambiando exponencialmente la forma en que vivimos.

Innovación permanente en el sector público

Los gobiernos de las ciudades del Silicon Valley son innovadores porque tienen la capacidad de nutrirse de este ecosistema urbano único que los rodea. Por ejemplo, la directora de datos (Chief Information Officer) de la ciudad de San Francisco, estudió filosofía y matemáticas, además de una maestría en políticas públicas. Su formación le permite al gobierno para el que trabaja interpretar los datos que produce la ciudad y transformarlas en políticas transversales más eficientes a toda la municipalidad que brindan mejores servicios y ahorran millones de dólares al año. Es justamente una compañía argentina (Junar) la que brinda los servicios de plataforma de datos abiertos para los gobiernos de la mayoría de las ciudades del Valle.
El gobierno de la ciudad de San José, la capital del Silicon Valley, firmó recientemente un convenio con el sector tecnológico para desarrollar una red de internet inalámbrica más potente y experimental para sus semáforos, y generar así corredores con conectividad que mejoran la onda verde ante urgencias. Ambulancias, policías o bomberos llegarían más rápido, se mejoraría el tránsito de los vecinos en los horarios pico, o simplemente se optimizaría la experiencia del visitante que transita por la ciudad.

La alcaldía de Palo Alto, por su parte, adaptó sus estructuras y procesos organizacionales para poder nutrirse de este medio ambiente. A través de metodologías de proyectos piloto y experimentales, diseña, implementa y mide políticas públicas en el corto plazo, que ahorran dinero de los contribuyentes y descarta aquellas iniciativas de las que se conocería su efectividad luego de varios años de testeo. Ellos también entienden que fallar está bien y que hay que hacerlo rápido.

Las ciudades del Silicon Valley están rodeadas de empresas que quieren arriesgar, probar y testear sus productos, como así también de graduados que las inventan o que trabajan en sus estructuras. Muchas de estas iniciativas son implementadas por una figura atípica para la gestión de las ciudades de Argentina: el City Manager. Él es encargado técnico profesional de implementar las políticas que diseña el intendente en conjunto con el concejo deliberante, y que trasciende sus mandatos.

Los cambios globales

En la costa opuesta del océano Pacífico se está desarrollando un proceso similar al de los comienzos del Silicon Valley y que puede terminar con su liderazgo. China está próxima a consolidarse como el nuevo faro tecnológico del mundo y sus ciudades por convertirse en las más inteligentes del planeta amenazando la hegemonía de la zona de la bahía y de EE.UU. Mientras que la administración Trump se retira del valle, reduce año a año su presupuesto en investigación y desarrollo no militar, cierra sus fronteras a los nuevos cerebros del mundo, el gobierno dirigido por el partido del pueblo de China apunta a ser una nueva superpotencia en ciber poder. Copió la tecnología de Silicon Valley y pretende redimensionarla cuantitativa y cualitativamente. Ya tiene la computadora más potente del mundo única con tecnología Quantum y en 12 años liderará el mundo de la inteligencia artificial, impulsada por la gran cantidad de datos que generan sus más de 800 millones de usuarios cautivos de internet. Será líder en semiconductores, celulares 5G, energías renovables y biología sintética. Tiene más de 4.6 millones de recién graduados en ciencia, tecnología, matemáticas e ingeniería, mientras que EE.UU sólo un octavo de esa cantidad. El Estado chino es el que planifica, forma a sus cerebros e invierte en tecnologías disruptivas con ese único objetivo.

El gobierno de EE.UU impulsó su liderazgo tecnológico en la Segunda Guerra Mundial, y consolidó su supremacía con el fin de la guerra fría luego de la caída de la URSS. Su modelo de desarrollo tecnológico, militar y de urbanización se desplegó por todas las regiones del mundo. Habrá que ver si en futuro cercano un nuevo Silicon Valley se destaca en Asia e impone en el globo una nueva hegemonía tecnológica, con nuevas y mejores soluciones para mitigar la complejidad de un mundo cada vez más urbano.
La dirigencia argentina, política, empresarial, financiera y académica, debería tomar nota sobre estos procesos y tecnologías disruptivas que están modelando nuevas formas de conocimiento, de negocios y la forma en que vivimos, para diseñar e implementar políticas que apunten a: una mayor inserción regional y global de los argentinos; multiplicar programas de capacitación orientados al cambio tecnológico; aprovechar mucho más y mejor las herramientas que brinda hoy la tecnología para aplicarla a procesos administrativos y productivos; y estimular la inversión de capital con soporte de los tres niveles de gobierno.