Close

Julio 16, 2020

FABLAB

RESUMEN DEL PROYECTO

Queremos impulsar la proliferación de los espacios conocidos como FabLabs. Espacios de formación no tradicional, dirigido por mentores que trabajan en torno a los intereses de los jóvenes y los guían a la acción con nuevas tecnologías. Los mentores no son profesores tradicionales, sino que tienen la función de orientar a los chicos que participen del FabLab en los usos tecnológicos que a los mismos chicos les interesen.
En este espacio, se desarrollan proyectos de mediano plazo para que se incorporen procesos y lenguajes tecnológicos diversos rápidamente. Usualmente, hacemos el paralelismo de conceptualizar a los FabLabs como los nuevos polideportivos. Antes, las escuelas realizaban sus prácticas deportivas allí. Ahora, queremos que las escuelas realicen sus prácticas de nuevas tecnologías en estos espacios.

Queremos formar a los chicos y chicas de entre 6 y 18 años de la comunidad, (solo a modo estimativo, no es un corte etario estricto) en habilidades de nuevas tecnologías y funcionar como complemento del sistema formal educativo, por fuera del mismo. Nuestra idea surge a raíz de conocer la proliferación de estos espacios alrededor del mundo. Nacen en el MIT y actualmente hay una red interconectada de más  2000 FabLabs en el mundo.

 

OBJETIVO

Nuestro objetivo es formar a los jóvenes para los trabajos del futuro. Sabemos que el 70% de los trabajos de los próximos años aún no existen. Lo que si sabemos es que las nuevas tecnologías van a ser fundamentales en esos trabajos. Por lo que queremos que los jóvenes de hoy estén preparados para utilizar activamente esas tecnologías que vayan surgiendo. Esto les brindará una mayor inclusión por insertarse eficazmente en el mercado laboral, y aumentarán sus oportunidades y calidad de vida.

 

FUNDAMENTOS DEL PROYECTO

Desde Panal vemos que el mundo productivo está demandando determinados empleos que el sector tradicional no está formando. Por lo tanto, muchos jóvenes y estudiantes que no disponen de los recursos necesarios para tener una formación extra curricular suelen correr con desventajas respecto de quiénes sí. El resultado suele ser que quienes pasan por estos espacios, suelen insertarse rápidamente en el mercado laboral dado que son los trabajos que requieren habilidades tecnológicas los más requeridos hoy en día.

La idea es poner los objetivos también en relación al sistema productivo local. Es decir que no solo sea una propuesta lúdica y de juego, sino que también las ciudades y empresas de la zona puedan ir y llevar prototipos para que los que pasen por el FabLab puedan familiarizarse con las tecnologías que requieren para integrarse al sistema productivo. Estos FabLabs mezclan habilidades analógicas (soldaduras, textiles, metalmecánica) con digitales como la robótica, la programación, el escaneo y la impresión 3D. Esto torna la propuesta muy interesante por los diferentes resultados en cada chico o chica que se capacita en estos espacios. Se observan las preferencias personales de cada uno y como resultado se obtienen perfiles formados en distintas prácticas. A modo de ejemplo, un jóven que pase por un FabLab puede especializarse en soldaduras, otro puede aprender a pilotear un dron, otro capacitarse en habilidades textiles, otro interesarse en herrería y otro puede salir con capacidad de programar en diferentes lenguajes. Hay espacios que hasta dan cursos para ser ‘youtuber’, de los talleres más populares entre los jóvenes. Los output outputs son variados y se convierte en activos importantes para su vida.

 

ESTRATEGIAS Y REQUISITOS

Inicialmente, disponer de un espacio, no muy grande para que se geste un espacio de mayor trabajo en equipo, ni tampoco muy chico para que se dispongan varias islas de diversos usos tecnológicos. Es importante que el FabLab que esté ubicado en un lugar en donde quienes asistan, puedan llegar por sí solos y armarse dos franjas de actividad: Una a la mañana, para quienes asisten al colegio a la tarde, y otra a la tarde para quienes van al turno mañana. Los días sábados una franja continua. Sumado a eso, distribuir el equipamiento que básicamente consiste en: computadoras, notebooks, impresoras 3d, routers CNC, cortadora láser, fresadoras CNC de pequeña escala, kit de electrónica básica, kit de robótica, drones, materiales para hacer textil, herrería, (incluso hay muchas cosas que son de ferretería) y puede adaptarse a cada lugar y a sus necesidades. Resulta necesario formar a los mentores, armar el espacio, planificar la disposición del equipamiento y aplicar el knowhow del desarrollo del espacio. Los mentores son jóvenes. No hace falta que sean expertos en programación, ni tampoco en robótica. Solo que se lleven bien con las nuevas tecnologías y con quienes quieran hacer uso del FabLab. No enseñamos una forma de programar, ni una forma de robótica. Lo que se enseña son lenguajes de nuevas tecnologías. ¿Por qué se hace así? Porque probablemente en poco tiempo tengan que incorporarse nuevas tecnologías. La idea es incorporar rápidamente procesos y pasar al siguiente, al que se imponga como novedoso. Cuándo ya esté el fablab en funcionamiento, se sube el espacio a una red global de FabLabs que funcionan en red y las dudas se evacúan ahí.

 

OUTPUTS

150 chicos y chicas por cada proyecto capacitados en nuevas tecnologías
1 espacio equipado para brindar prácticas tecnológicas a chicos y chicas de las escuelas de la zona.
+10 talleres y actividades diversas (robótica, programación, textil, drones, metalmecánica, herrería, soldadura, RRSS, diseño, etc)
Registros de material audiovisual

 

PRESUPUESTO

Consultar acá o enviar un e-mail a info@ideaspanal.org.