Close

Agosto 16, 2020

CÓMO UNA EXTRAÑA ALGA PUEDE CONVERTIRSE EN UNA OPORTUNIDAD ECONÓMICA. EL CASO DEL SARGAZO COMO EJEMPLO DE INNOVACIÓN LOCAL

LA TRANSFORMACIÓN DEL SARGAZO EN UN TESORO PARA JAMAICA

 

El sargazo es una alga de color marrón oscuro que, desde 2011 , comenzó a enturbiar en enormes cantidades las inmaculadas costas del Caribe. Cada año, más de 22 millones de toneladas métricas de estas algas marinas inundan las playas, obstruyendo los arrecifes de coral, afectando el ecosistema ambiental, perjudicando a las comunidades pesqueras e impactando cada vez más al sector turístico. La planta en descomposición produce un gas de sulfuro de hidrógeno de repelente olor que mantiene a raya a los amantes de ese mar cristalino y a los turistas. En 2018, la limpieza del sargazo le costó al Caribe aproximadamente 120 millones de dólares.

Un número creciente de investigaciones indica que esta amenaza, tanto para el sustento de muchos como para el medio ambiente, es provocada por el cambio climático y la contaminación de los océanos. Se cree que la absorción del océano de la mayor parte del calor de las emisiones de gases de efecto invernadero, especialmente en la superficie, ha catalizado el aumento en las floraciones de sargazo. El otro culpable que señalan los expertos en el crecimiento del alga es la contaminación por nitrógeno de los océanos, causada por actividades humanas como el uso de fertilizantes y el desbordamiento de los sistemas de alcantarillado.

Con el sargazo convertido en un desastre natural recurrente, nuevas soluciones buscan convertir esta plaga en un material productivo.

DE LA BASURA AL FORRAJE

Daveian Morrison, ingeniero eléctrico y emprendedor jamaicano en ciernes, estaba estudiando el problema en su país cuando se enteró de que el sargazo es rico en nutrientes, especialmente en carbohidratos y proteínas. Con miras a cosecharlo para producir alimentos orgánicos para animales, formó la empresa Awganic Inputs en 2018.

 

 

“Nos consideramos como la solución completa al desafío del sargazo, tan molesto para nuestras costas caribeñas. Nuestro objetivo es eliminarlo éticamente, principalmente a través de la alimentación animal ”, dice Morrison.

El mercado objetivo fue la industria del ganado caprino. La cabra es una de las principales carnes consumidas en Jamaica. Awganic Inputs vio la oportunidad de proporcionar alimentos asequibles a los criadores en un país que tiene una factura de importación anual de más de 15 millones de dólares para este tipo carne. Morrison dice que el bajo costo del forraje que produce podría contribuir a aumentar el tamaño de los rebaños en el país, cuyo promedio es de 30 cabezas por granja, pasando de un conteo nacional de 700.000 cabezas a 3 millones. Con ello, la industria caprina en Jamaica estaría dando un paso hacia la autosuficiencia.

“Queremos proporcionar al sector más de 160 toneladas por año, apuntando a más de 80 clientes. También estamos apuntando a otros sectores, como los de peces y conejos ”, dice.

Omar Prince, un criador de cabras de Sandy Bay en Clarendon, Jamaica, ha hecho pasar el producto por la prueba más importante: “Recomendaría a cualquier criador de cabras que use el alimento de Awganic Inputs; es una muy buena alimentación y a las cabras les encanta. Es muy orgánico, por lo que no tienen que preocuparse si se va a obstruir su sistema digestivo. La primera vez que se lo di se lo comieron todo”, dice.

Awganic no solo produce alimentos para animales a partir de sargazo. Con las algas podridas, también están produciendo carbón ecológico.

Según Morrison, esta fuente de calor salva muchos árboles y bosques talados anualmente en la producción de carbón, y así contribuye a preservar el medio ambiente. El carbón ecológico es más limpio, más saludable y no emite mucho polvo ni humo. Se quema por más tiempo y es perfecto para cocinar, especialmente el jerk, un estilo de condimento y preparación de carne originario de Jamaica.

“Incluso tenemos dos sabores, el natural y el de pimiento”, dice Morrison, inspirado por su abuelo, quien le cocinaba este platillo tradicional con carbón cuando era niño.

EL PRINCIPIO

Awganic Inputs obtuvo su impulso inicial a través del Centro de Innovación Climática del Caribe (CCIC, por sus siglas en inglés), cuya plataforma de lanzamiento climática es la mayor competencia de ideas de negocios ecológicos. Según el director ejecutivo de CCIC, Carlinton Burrell, en 2019 se recibieron 37 solicitudes para el programa, de las cuales quedaron seleccionados 15 equipos para participar en un programa de formación de dos días y el programa acelerador de seis semanas previos a las finales nacionales.

“De ese total, 10 equipos participaron en la final, donde Daveian Morrison de Awganic Input salió ganador. La competencia fue intensa y muy competitiva con varias ideas brillantes de adaptación climática, la mayoría de las cuales continuaremos apoyando ”, dice Burrell.

 

 

Morrison ganó el derecho de acceder a la competencia global, donde concursaron 54 naciones, y logró un resultado impresionante al alcanzar la etapa de las semifinales. Burrell atribuye el éxito del programa a la fortaleza y apoyo de sus socios, que incluye financiamiento de BID Lab , el laboratorio de innovación del Grupo BID (Banco Interamericano de Desarrollo).

“Estamos realmente encantados con esta asociación, que brindará apoyo a los innovadores y emprendedores para convertir sus ideas en modelos comerciales listos para el mercado y enfocados en resolver desafíos sociales y ambientales, con el potencial de un impacto transformador”, dice Terry-Ann Segree, especialista senior de operaciones financieras de BID Lab.

“Con el cambio climático marcando nuevas prioridades de política, existe una gran oportunidad para que nuestra gente haga las cosas de manera diferente e innove. El Caribe está repleto de creatividad e innovación y estamos seguros de que surgirán muchas nuevas ideas climáticamente inteligentes de esta competencia, que beneficiarán a

la gente de la región “, dice René Herrera, especialista principal en adquisiciones del BID, en el lanzamiento de la competencia en Kingston.

A raíz de su éxito, Awganic Inputs fue una de las innovaciones empresariales que se exhibieron en el aniversario de los 50 años de la cooperación del BID con Jamaica.

 

SEGUIR CRECIENDO EN TIEMPOS DE COVID-19

Los retos planteados por COVID-19 no han detenido las ambiciones de la empresa, que se propone seguir innovando para cumplir sus metas pese a la coyuntura.

“En tiempos de crisis financiera, las personas compran alimentos y no flores. Todo se reduce a si un producto es necesario, más aún cuando está a un precio asequible. Nuestro objetivo es hacer que nuestro producto sea reconocido en el mercado”, dice Morrison.

Con la llegada de la pandemia, Morrison está buscando alternativas, desde pagos electrónicos hasta un sistema de trueque con los agricultores, para continuar expandiendo el alcance de sus productos, mientras explora la diversificación de sus fuentes de ingreso para lograr una mayor sostenibilidad. Señala que la ayuda brindada por el gobierno de Jamaica al sector de las micro, pequeñas y medianas empresas ha sido un gran impulso.

Con el creciente impacto negativo de COVID-19 en varios sectores, predice que la demanda de su producto será un desafío en el corto plazo, pero sigue mirando hacía un horizonte de crecimiento.

“Como una pequeña empresa que está iniciando, nuestro objetivo es ir escalando hasta un tamaño mediano. Creemos que la disciplina y el enfoque, respaldados por nuestro gran equipo son críticos para enfrentar los desafíos que nos esperan ”, dice.
Para saber más sobre sostenibilidad y resiliencia al cambio climático en la región, haga clic aquí.

Para obtener más información sobre el capital natural de América Latina y el Caribe, haga clic aquí.

 

Fuente: IADB

 

 ¡Seguinos en nuestras redes sociales y comentanos!

Instagram Panal

Twitter Panal

Facebook Panal

Canal de Youtube Panal